Reclamos por acoso sexual

Las trabajadoras se enfrentan a una cantidad desproporcionada de discriminación en el lugar de trabajo con respecto a sus contrapartes masculinas. Incluso cuando la sociedad continúa siendo cada vez más consciente de estas desigualdades, innumerables empleadores siguen sometiendo a las trabajadoras, y a algunos trabajadores, a un acoso ilegal. A veces es el jefe o el propietario el que hace insinuaciones no deseadas. A veces son los compañeros de trabajo, o incluso empleados de menor nivel que piensan que pueden aprovecharse del lugar de trabajo para acosar a una trabajadora.

En Justicia Laboral, hemos visto todo tipo de acoso sexual contra la comunidad de trabajadores latinos, y tenemos las herramientas, la experiencia y el conocimiento para luchar por sus derechos y obtener la compensación que merece.

El proceso de reclamo por acoso sexual es a menudo más complejo que su típica demanda, y requiere la presentación de una acusación ante una agencia federal o estatal y una investigación antes de que se pueda presentar una demanda. Los abogados de Justicia Laboral tienen la experiencia para navegar por estos procedimientos por usted, y para obtener el mejor resultado para su situación particular.

A continuación se describe el proceso general, y lo que puede esperar una vez que contrate a Justicia Laboral como sus abogados:
(1) realizamos una entrevista con usted para que podamos reunir los hechos de su caso, y evaluar su reclamo,
(2) revisamos cualquier evidencia adicional que nos pueda proporcionar; documentos, fotos, declaraciones de testigos, etc.
(3) preparamos y presentamos una acusación por escrito ante el organismo federal o estatal que supervisa su reclamo, en la que se describe la discriminación que tuvo que soportar,
(4) el organismo federal o estatal que supervisa su acusación intentará ayudar a las partes a llegar a un acuerdo, o realizará una investigación de su reclamo,
(5) si no llega a un acuerdo sobre su reclamo, la agencia federal o estatal llevará a cabo su investigación y, por lo general, le otorgará una carta de “derecho a demandar” que le da permiso para presentar una demanda por separado, y
(6) Justicia Laboral puede preparar y presentar su demanda, y preparar el caso para juicio.

Llame hoy (312) 896-1811 para que le ayuden con su reclamo de salarios no pagados, o permítanos ponernos en contacto con usted.

Proteja sus derechos y sus salarios por horas extras. No sólo está recuperando los salarios por horas extras que le corresponden por un día de trabajo honesto, sino que sus reclamos a menudo hacen que el lugar de trabajo sea más seguro para otros trabajadores afectados, enseñando a estos empleadores que su conducta ilegal no será tolerada, y les costará más a largo plazo.



Preguntas Frequentes

Sí. Dicho esto, sus daños pueden ser más limitados que el dinero que pueden recuperar los trabajadores documentados. Por ejemplo, si le despiden injustamente, algunas cortes sostienen que los trabajadores indocumentados no pueden recuperar el salario atrasado por el tiempo que estuvieron desempleados. Sin embargo, todavía puede recuperar los daños por angustia emocional, y otros daños para castigar a su antiguo empleador.

Debe actuar rápidamente para preservar sus evidencias y testigos, y ponerse en contacto con un abogado. Los estatutos de acoso sexual pueden tener plazos muy cortos, tan cortos como 180 días. Llámenos para una consulta lo antes posible.

Todavía podría tener derecho a una demanda, y le recomendamos que haga todo lo que esté en su poder para documentar el acoso mientras esté en curso. Tome notas; y si existen mensajes de texto, correos electrónicos, fotos, vídeos o grabaciones, asegúrese de preservar todas sus pruebas. Sin embargo, tenga en cuenta que grabar a alguien sin su permiso puede ser una violación de la ley en su estado. Cuídese y póngase en contacto con nosotros para una consulta si tiene alguna duda.

Si no le han despedido y está sufriendo acoso sexual, asegúrese de presentar una queja ante Recursos Humanos (“RRHH”) y/o la dirección. Muchas empresas cuentan con procedimientos formales de acoso sexual. Asegúrese de seguir esos procedimientos formales. A menudo, un empleador puede ganar una demanda por acoso sexual si usted no siguió los procedimientos de acoso sexual de la empresa. La clave para ganar muchas demandas por acoso sexual es demostrar que usted se quejó del acoso y que la empresa no tomó las medidas adecuadas para protegerle después de las quejas.

Todavía puede tener una demanda, aunque no haya presentado ninguna queja formal. Muchos jefes y gerentes acosan sexualmente a los empleados hasta el punto de que renunciar les parece la única opción. En estos casos, aún puede tener una demanda por acoso sexual. Llámenos para una consulta.

Todo empleado tiene derecho a trabajar libre de acoso sexual. No importa si el acoso proviene del jefe o del empleado más bajo de la “escalera”. Sin embargo, si los empleados de menor nivel le acosan, es muy importante que lo notifique primero a RRHH o a la dirección. Normalmente, debe dar a la empresa la oportunidad de arreglar la situación antes de poder presentar una demanda. Sin embargo, si se queja y la empresa no pone fin al acoso, entonces puede tener un reclamo por acoso sexual.

Hay muchos tipos diferentes de evidencia que se pueden utilizar en los casos de acoso sexual; registros de empleo, archivos de personal, mensajes de texto, correos electrónicos, fotos, videos, testimonios verbales. Algunos casos pueden incluso ser procesados basándose en las circunstancias de “él dijo/ella dijo”. Asegúrese de hacer todo lo posible para preservar todo lo que ha sucedido, incluso si es simplemente tomar notas en un diario sobre el acoso sexual que ha sufrido. Además, si cree que ha sufrido algún trauma o angustia emocional, se recomienda que consulte a un médico, psiquiatra, psicólogo o terapeuta. Estas personas pueden proporcionarle la mejor evaluación y tratamiento para su condición; y su testimonio será necesario para probar cualquier daño “emocional”.

Sí, aunque puede ser un caso difícil de procesar. Los empleadores casi nunca admiten que fueron culpables. Normalmente, se requieren al menos dos testigos que puedan verificar el acoso sexual, u otras pruebas directas como mensajes de texto o vídeos. Sin embargo, no debe desanimarse por esto, y debe consultar con un abogado para discutir su caso particular.

Puede depender de muchos factores; cuánto tiempo estuvo sin trabajar, si usted es indocumentado o documentado, si sufrió algún tipo de angustia emocional, el tamaño de su empleador y el número de empleados que tiene. Póngase en contacto con nosotros para hablar de su caso.

Los reclamos por acoso sexual suelen seguir un camino único. Antes de presentar una demanda, presentamos una acusación ante la Comisión para la Igualdad de Oportunidades en el Empleo (“EEOC”). La EEOC suele intentar ayudar a las partes con un acuerdo fuera de la corte; y si las partes no pueden llegar a un acuerdo, entonces la EEOC puede investigar su reclamo. La EEOC puede presentar una demanda en su nombre después de investigar el caso, pero en la gran mayoría de las disputas emitirá una carta de “Derecho a demandar”, que le concede entonces permiso para presentar una demanda. En ese momento, se puede decidir si seguir adelante con la demanda, o no.